Comienzo de las Olimpíadas

«Nosotros teníamos que participar en unas olimpíadas en Palmira en la Ciudad de Mendoza, fuimos siendo parte de una delegación a competir y la verdad es que fue una experiencia hermosa porque participamos en conjunto General Alvear, San Rafael unidos, en aquél momento había un tren que se llamaba «coche motor» nos llevaron así hasta Palmira y allí nos esperaban los chicos de Mendoza con banda, nos llevaron paseando con la banda adelante por todo el pueblo. Esto fue una experiencia nueva y linda que nunca habíamos visto en las cuales, logramos tener muchísimas medallas sin tener mucha experiencia, porque en la Escuela de Agricultura para ese momento no se practicaba mucho deporte. Pero volvimos muy entusiasmados los que habíamos ido, que fuimos entre 5 o 6 chicos de todo el colegio que les transmitimos a nuestros compañeros, y ahí empezó la idea de hacer unas olimpiadas nosotros al estilo de lo que habíamos visto.

Al principio recurrimos a un profesor que fue el que nos dio el punta pie para que hiciéramos coraje para hacer lo que pretendíamos, que es el señor Valentín Rodriguez. Era un profesor nuestro de química muy compañero con los chicos, que nos escuchó y se prendió al proyecto. Las primeras reuniones las hicimos en mi casa estudiamos un poco como lo íbamos a hacer, y de ahí surgieron las ideas. Luego de una manera muy precaria, porque no teníamos nada, fuimos aprendiendo en el camino de lo que iban a hacer las olimpíadas. Todos los cursos tuvieron que participar, para eso elegimos dos chicos por curso y armamos una pequeña comisión de trabajo. Hubo gente, en aquél momento como el profesor Enrique Bordano quien era el profesor de educación física junto con el profesor Danielo Rinaudo, que era de la Escuela de Comercio; nos ayudaron a armar todo lo que era la parte deportiva. Así llegamos a realizar esas olimpiadas tan soñadas en el Club Ferrocarril Oeste, que nos prestaban para poderlo hacerlo, ya que nosotros no teníamos muchos medios, fue una experiencia muy bonita de mucho trabajo y compartimos nosotros dos años las olimpíadas, porque en aquél momento la escuela a los que egresábamos estábamos en 5° año, por eso las olimpiadas se hacen en 5° nos tocaron hacerlas dos veces, porque luego nos pusieron 6° año. Las cosas no fueron de lo más simple, pero cuando nos encontramos parados frente a todas las escuelas de la zona formados en el Club Ferrocarril Oeste, no lo podíamos creer, fue una experiencia hermosa, y bueno, por suerte con los años fue creciendo. A mí me toco ser protagonista, luego madre de alumnos, después abuela de alumnos y ahora tía de una niña, y un sobrino mío… o sea que las generaciones han ido trascendiendo la antorcha de familia en familia. Espero para ustedes que también les ocurra lo mismo, que puedan seguir sosteniendo la antorcha encendida que con tanto esfuerzo lo logramos en aquél momento.

Con el paso del tiempo crecieron estas olimpíadas y se empezó a conformar una comisión de padres, yo viviendo las olimpiadas como mamá tuve la oportunidad de compartir muchos años con chicos que venían de otros lados, por ejemplo de Trenque Lauquen y Mendoza; porque mis hijas se hicieron amigas de las chicas han venido a mi casa hasta que se recibieron y actualmente cuando pasan por General Alvear me vienen a ver. Las olimpiadas han dejado un lazo entre los chicos que vinieron a participar que no se ha roto todavía, espero que para ustedes también sea así, que puedan seguir compartiendo las amistades que recojan en estos momentos.» .

Anécdotas

«Una muy divertida, éramos once alumnos en mi curso y yo era la única mujer, entonces jugaba al fútbol con mis compañeros cuando entrenábamos y jugaba de arquera, pero tenía un compañero mío que ya no está con nosotros; y se enojaba muchísimo porque no me podía meter ni un gol.»

«En una de las preparaciones a las segundas olimpiadas, practicábamos el tiro en jabalina; en vez de ponernos hacia un mismo lado, nos pusimos uno frente al otro y a mí me la clavaron en la pierna. Por lo tanto a la segundas olimpiadas las viví en una silla de ruedas, pero igual me divertí y la pase muy bien junto con mis compañeros»

2020 | 55 Olimpiadas EA | General Alvear - Mendoza - Argentina